cathopic_1487548362772147.jpg

Es necesario que el Proyecto Formativo del Seminario ofrezca al vocacionado un verdadero progreso integral: humano, espiritual, intelectual y pastoral, teniendo como centro a Jesucristo Buen Pastor